Posts Tagged ‘Rachel Berry’

h1

‘Glee’ 4×01: cambiamos de rumbo, ¡por fin!

octubre 2, 2012

El curso ha empezado también en el McKinley, y aunque algunos no vayan a volver a ser alumnos del centro seguiremos sus pasos allá donde estén. De esta manera, Ryan Murphy, y todo el equipo que está detrás de ‘Glee‘, ha decidido dar cabida a los antiguos alumnos del instituto de Ohio y, como no, también a las nuevas promesas, desde diferentes escenarios y con tramas algo más maduras que en las anteriores temporadas.

Esto no quiere decir que ‘Glee‘ haya perdido el sentido del humor o los toques que ha mantenido en las precedentes temporadas, esta vez la serie de FOX llega pisando fuerte, como cada año en el inicio de sus cursos. Esta vez esperamos mantenga el nivel del primer episodio, con el desarrollo de los nuevos personajes y con las tramas que empezaron a aflorar en la premiere.

Lee el análisis completo en el blog de FórmulaTV

Dale al Stop en Twitter

h1

‘Glee’ T2: la historia se repite

junio 14, 2011

(Spoilers de la segunda temporada)

El segundo curso ha terminado para los componentes de New Directions, el equipo de ‘Glee‘ se ha despedido de una manera original y desde una ciudad diferente, Nueva York. Los estudiantes más variopintos del instituto McKinley han permanecido unidos, una vez más, para luchar por la victoria en la fase final, en las nacionales, pero el resultado nuevamente no ha sido el esperado.

Es difícil hacer un balance general de la segunda etapa de la serie, a lo largo de 22 capítulos nos hemos topado con capítulos buenos, malos o mediocres, y lamentablemente son estos últimos los que han predominado, algo que no ocurría en la primera temporada, cuando todo era nuevo, los personajes nos sorprendían y las tramas nos enganchaban. Ahora han convertido ‘Glee‘ en una serie más para adolescentes, centrándose demasiado en los romances entre los protagonistas.

En cambio, en la season finale de esta última tanda de capítulos se ha echado toda la carne en el asador, y los guionistas han decidido ofrecernos como plato principal la música. No sé si ha sido acertado llenar de números musicales un final de temporada, ya que no han conseguido enganchar al espectador para el próximo año. Apenas ha pasado nada entre los coristas del Glee Club: Rachel y Finn vuelven por enésima vez, Kurt y Blaine están muy felices juntos, Mercedes y Sam son la nueva (y extraña) pareja y el resto sigue como hasta ahora, incluso Queen con su cambio de look y su corte de pelo continúa igual de guapa.

El episodio final empieza muy bien, con esa Rachel Berry a un paso de lograr su sueño, como siempre pensando en su posible éxito, esta vez en la Gran Manzana. Ella ya ha dibujado su futuro y se ve allí, como Kurt y Blaine, viviendo de la música, cantando en Broadway, siendo una estrella. Eso es algo que no cambia en la protagonista de ‘Glee‘, su ilusión, esa que tantas veces le hace ser tan ilusa. Además, Rachel nos gusta más cuando fracasa, por eso el hecho de no haber entrado este año en el Top 10 de la final hace que Berry sea más mona, superándose a sí misma. Aunque no sólo ha demostrado ser leal a la música, en el ámbito personal también ha madurado, ayudando a su rival principal, Sunshine Corazon (y lo bien que cantó).

Cabe destacar que este año la trama que más interés ha despertado ha sido la centrada en Kurt y su homosexualidad. El tinte sociológico (y en parte dramático) que ha tomado la comedia musical ha sido favorable, tratando temas como el bullying o la homofobia, y gracias a ello también hemos conocido a uno de los mejores personajes, Blaine.

Pero en la recta final Sue Sylvester ha protagonizado otro de los momentos más dramáticos, la muerte de su hermana y el consecuente despido de la leal Becky han sido inesperados. Este año ha sido flojo para la entrenadora, no se ha lucido tanto como en la primera temporada y otros personajes le han comido terreno.

No puedo cerrar este artículo sin mencionar la aparición estelar de Gwyneth Paltrow, la actriz ha demostrado que también se puede defender en el ámbito musical, aunque sus dos últimas apariciones no hayan sido tan grandiosas como la primera. De todas formas, espero que en la tercera temporada podamos seguir disfrutando con Paltrow en ‘Glee‘. En este sentido, también quiero reflejar mi indignación con uno de los peores capítulos de la serie, hablo del 2×02, en el que aparece Britney Spears metida con calzador y sin aportar nada al serial, una pena.

Al fin y al cabo la moraleja o el mensaje que ‘Glee‘ lanza siempre es el mismo, todos tenemos un perdedor dentro (como reza la canción original de la serie, otro acierto, atreverse con canciones de cosecha propia). Aun así el objetivo de New Directions sigue siendo la superación y el esfuerzo, y si no ganamos, un 12º puesto tampoco está mal.

 

Dale al Stop en Twitter

h1

Glee: serie revelación

junio 11, 2010

La serie de la FOX ha dado por terminada su primera temporada, con el respaldo del público y de la crítica en general. No hay duda de que la frescura y las buenas versiones de la serie-musical han influido a la hora de proclamarla para muchos como la serie revelación de la temporada, y con ya contratadas otras dos temporadas más.

El final de la serie lo definiría más como emotivo que como emocionante, ya que le ha faltado una chispa de intriga, en definitiva, que yo quería un cliffhanger y me he quedado con las ganas, aunque no por eso voy a quitar mérito a las actuaciones y tramas que tuvieron lugar en el último capítulo de la primera etapa de Glee.

<<<<< SPOILER >>>>>

Hay varias escenas o momentos que me sorprendieron de la season finale, y la más grata sorpresa fue descubrir que Sue Silvester no es tan mala como ella quiere mostrar; la entrenadora tiene su corazoncito y lo demostró votando por New Directions en las Regionales, algo que me conmovió (y seguro que no sólo a mi). De todas formas, no dudo en que la próxima temporada Sue seguirá siendo la tocapelotas de siempre, y seguirá haciendo la vida imposible al profesor Schuster y a su grupo de pringados, porque si no fuera así no sería lo mismo.

La pena es que New Directions no se alzó con el premio, y los repelentes de Vocal Adrenaline fueron los vencedores del torneo, con un Jessie St. James cada vez más insoportable, aunque espero que el año que viene vuelva a salir en varios capítulos para descolocar la mente y el corazón de la peculiar Rachel Berry. Eso es lo bueno de Glee, que hasta los personajes secundarios que (algunos) deberían ser odiosos me gustan y los veo necesarios, incluso la auténtica Olivia Newton-John tiene su gracia haciendo de sí misma (o de una caricatura de sí misma).

Aún así, hay que ser sincero, y no es oro todo lo que reluce, ya que Will Schuster en ocasiones cansa y saca de quicio con su buen rollito y su rol de amigo de mis alumnos, aunque si no fuera así quizás la serie perdería también parte de la gracia, así que mejor lo dejamos tal y como está.

Dejando la escuela y el Glee Club a un lado, otra de las tramas que ha tenido protagonismo en este final ha sido el parto de Quinn, que desde mi punto de vista es el personaje que más ha evolucionado. Aunque lo mejor de todo es que haya dado al bebé en adopción y que la propia madre de Rachel haya sido quien lo acoja, algo que era más que evidente, porque Shelby quería formar una familia, ¿y qué mejor forma de y momento de hacerlo? Además la niña se llamará Beth, como quería el padre biológico, Puck.

En este sentido, la relación más bonita de la serie la he descubierto en este capítulo, y no hablo de Rachel y Finn o de Santana y Brittany (con intervenciones cada vez más tronchantes, sobre todo la rubia-tonta), sino de Quinn y Mercedes, que por lo visto han comenzado una amistad sincera y extraña donde las haya, pero que a mi personalmente me gusta.

En general, el final nos ha dejado con ganas de más, pero en el parón realizado a mitad de temporada me quedé con mejor sabor de boca, aunque eso no quita para que espere ansioso a septiembre para saber lo que nos deparará la próxima entrega con nuevas historias y personajes.