Posts Tagged ‘Miren Ibarguren’

h1

La debacle de ‘Aída’

diciembre 30, 2012

La interminable novena temporada de ‘Aída‘ parece que no quiere llegar a su fin, en Telecinco encadenan una temporada tras otra sin despeinarse, haciendo parones a su antojo y dejando las tramas continuadas en manos de la suerte. En verano la comedia sufrió un pequeño parón repentino (como viene siendo habitual los últimos años), pero a principios de septiembre ‘Aída‘ volvió para seguir con esas tramas que había dejado a medias y continuar con otras nuevas.

aida telecinco

Desde que Ana Polvorosa abandonara el serial, la emblemática ficción de Telecinco anda como pollo sin cabeza,los guiones son más reguleros, las tramas se repiten y personajes sin carisma cogen peso en el elenco. Esto último es lo que a mi parecer ha dañado más a la serie, todos hemos disfrutado con comentarios del Barajas o con la presencia de Machu-Pichu en el Bar Reinols; el problema viene cuando deciden que personajes secundarios (o de tercera) completen la primera plana.

Lee el análisis completo en el blog de FórmulaTV

Dale al Stop en Twitter

h1

¿Es necesario el regreso de Carmen Machi a ‘Aída’?

diciembre 10, 2011

Se ha hecho rogar, pero la nueva temporada de ‘Aída‘ aterrizó en Telecinco hace unas semanas, demostrando que pese al desgaste que ha sufrido la serie con los años sigue viva y coleando. Pocos han sido los cambios que se han introducido a lo largo de nueve temporadas, pero cuando se ha dado el caso los cambios no han dejado indiferente a nadie. Los más significativos son la marcha de la protagonista y la incorporación de su hija mayor, Soraya, interpretada por una divertida Miren Ibarguren.

Más de dos años y medio después Carmen Machi va a reaparecer en la ficción de Telecinco, y como no podía ser de otra manera, lo hará encarnando nuevamente a Aída García, aquella madre de familia que nos cautivó a todos desde la recordada ‘7 Vidas’.

Puedes leer la entrada completa en el blog de FórmulaTV

Dale al Stop en Twitter

h1

‘Aída’: renovarse y seguir

marzo 18, 2011

La octava temporada de ‘Aída‘ está llegando a su fin, en estas semanas estamos asistiendo cada domingo a lo que está siendo el desenlace de esta etapa de la serie. Una etapa que ha sido larga y ha tenido varios altibajos, pero que desde que se estrenara la segunda parte en febrero la serie ha subido en calidad como la espuma, y no gracias a la interpretación de Belén Esteban precisamente.

Los habitantes de Esperanza Sur se han encontrado a sí mismos tras la marcha de la protagonista. Desde que Aída García ingresara en prisión, las tramas y los personajes se volvieron más monótonos, si cabe, y la introducción de Soraya y Aídita no ayudó en su momento. A pesar de ello, Miren Ibarguren está haciendo un gran trabajo en esta última temporada y encaja en el barrio como cualquier otro personaje.

Soraya es definitivamente el personaje revelación de la televisión española actual, su interminable lista de diminutivos (‘pajiruli’ es el término que me viene ahora mismo a la mente, uno de los más trochantes) y su relación con Chema son algunas de las claves de este personaje que cambia tan rápido de carácter, ya que tan pronto es una niña en un cuerpo de mujer como un monstruo con muy mala leche (una especie de Aída 2.0).

En un principio pensé que el idilio entre Soraya y Chema sería fugaz y que no recibiría el beneplácito de la audiencia, pero me equivoqué completamente. En estos momentos, los dos tortolitos dan mucho juego y regalan momentos desternillantes cada semana. Quizás una de las consecuencias haya sido el destacado bajón de protagonismo que ha desarrollado Fidel, pasó de ser uno de los personajes revelación en el comienzo de la serie, y ahora, al parecer, el niño repelente del barrio ha pasado a ser un adolescente repetitivo y sin interés.

De todos modos, Fidel no es el único que se ha estancado en ‘Aída‘, otros como Jonathan, Eugenia o Lorena han demostrado ser más limitados de lo que parecían. Sus tramas siempre giran en torno a lo mismo: gamberradas, para las que ya no tiene edad; obsesión por la comida o por su época de vedette; y el ‘Lore Lore Macu Macu’ que ya empieza a cansar y aprovechan cualquier ocasión para meterlo. Es una pena que no saque más partido a este personaje, el de Lorena, porque tanto la actriz como el papel son geniales, pero este año la pelirroja ha bajado el listón y sólo se limita a explotar esa canción (con baile y videoclip incluido) anteriormente mencionada.

Mauricio también está bastante estancado, aunque sus historias dan más juego, y ese fervor por la derecha, el fascismo y la xenofobia le hace sugestivo, aunque corre el riesgo de desgastarse. Sus tramas siempre se centran en traicionar o mentir a alguno de sus ‘amigos’ para salir beneficiado (normalmente con un objetivo económico), aunque no siempre sale airoso.

La trama central de los últimos episodios es la que protagonizan Luisma y Paz, que con el riesgo de caer en lo aburrido en el dramatismo los guionistas han sabido enganchar con esta historia que no pierde el toque de humor que les caracteriza. Me gustó que finalmente Luisma no se casara con Paz, porque eso significaría poner trabas al desarrollo de sus personajes, además Edu es un personaje interesante (siempre y cuando se mantenga en un segundo plano).

Uno de los atractivos de ‘Aída‘ es su elenco, pero no sólo el principal, sino también los actores secundarios que forman parte de él, y que afortunadamente cada vez están ganando más peso. La táctica de no abusar de su aparición e intercalarla es muy buena, por eso siempre se recibe con los brazos abiertos el garrulismo de la Macu, la tontería del Barajas, el histrionismo de Tony o la subordinación de Machu-Pichu, sublimes.

h1

Aída sin Aída

abril 7, 2010

¿Aída o Pushing Daisies?

La serie que protagonizaba Carmen Machi no parece resentirse a pesar de la poco notable falta de la actriz principal. Quizás las audiencias no son lo que eran, pero hay que tener en cuenta la llegada de la TDT, los nuevos canales, la gran competencia y que no se trata de TVE (vamos, que en Telecinco anuncios tienen para dar y regalar).

En Aída no hay nada nuevo bajo el sol, los mismos personajes y casi podríamos decir que son también las mismas tramas, aunque los guionistas se esfuerzan en renovar sus chistes y es algo de agradecer, porque estaba ya cansado de lo de “el Luisma es tonto” o la obsesión de la abuela Eugenia con la comida…

A lo largo de las siete temporadas apenas han insertado novedades y puede que esa sea la fórmula del éxito de la serie. Es más, para suplir la marcha de Carmen Machi simplemente nos metieron a la sosa Miren Ibarguren, que aunque empezó floja ha sabido hacerse un hueco en Esperanza Sur e incluso ha superado a algunos de sus compañeros de reparto, como a Paz (Melani Olivares), que me parece totalmente prescindible, sobre todo ahora que ya no es ni la puta del barrio.

Una de las tramas principales en esta temporada es el triangulo amoroso centrado en Soraya, Mauricio y Chema, algo que recuerda ‘descaradamente’ a la historia que tuvo lugar en la primera temporada, donde también eran protagonistas Chema y Mauricio, pero esta vez luchaban por el amor de Cristal, una inmigrante que ralentizaba bastante el ritmo de la serie, ya que la actriz no daba mucho de sí, en cambio Soraya está demostrando ser un muy buen personaje, ya que los guionistas han sabido explotar la vena pijo-barriobajera de la hija mayor de Aída.

Una de las tramas que más me llaman la atención en esta nueva temporada es la de Lorena, puede ser por mi debilidad por ese personaje tan ‘choni’ y tan bien interpretado por Ana Polvorosa, pero normalmente ella protagoniza las secuencias más divertidas de la serie. En la séptima temporada la pelirroja entrará en Gran Hermano y sólo con eso yo creo que vamos a tener risas aseguradas y la verdad es que con ese argumento los guionistas lo tendrán fácil para meter a los García en nuevas situaciones que no nos dejarán indiferentes.

Por cierto, la primera foto de la entrada tiene un parecido sospechoso con las fotografías de la ya cancelada Pushing Daisies, ¿no os lo parece?