Posts Tagged ‘Glee’

h1

‘Glee’ T2: la historia se repite

junio 14, 2011

(Spoilers de la segunda temporada)

El segundo curso ha terminado para los componentes de New Directions, el equipo de ‘Glee‘ se ha despedido de una manera original y desde una ciudad diferente, Nueva York. Los estudiantes más variopintos del instituto McKinley han permanecido unidos, una vez más, para luchar por la victoria en la fase final, en las nacionales, pero el resultado nuevamente no ha sido el esperado.

Es difícil hacer un balance general de la segunda etapa de la serie, a lo largo de 22 capítulos nos hemos topado con capítulos buenos, malos o mediocres, y lamentablemente son estos últimos los que han predominado, algo que no ocurría en la primera temporada, cuando todo era nuevo, los personajes nos sorprendían y las tramas nos enganchaban. Ahora han convertido ‘Glee‘ en una serie más para adolescentes, centrándose demasiado en los romances entre los protagonistas.

En cambio, en la season finale de esta última tanda de capítulos se ha echado toda la carne en el asador, y los guionistas han decidido ofrecernos como plato principal la música. No sé si ha sido acertado llenar de números musicales un final de temporada, ya que no han conseguido enganchar al espectador para el próximo año. Apenas ha pasado nada entre los coristas del Glee Club: Rachel y Finn vuelven por enésima vez, Kurt y Blaine están muy felices juntos, Mercedes y Sam son la nueva (y extraña) pareja y el resto sigue como hasta ahora, incluso Queen con su cambio de look y su corte de pelo continúa igual de guapa.

El episodio final empieza muy bien, con esa Rachel Berry a un paso de lograr su sueño, como siempre pensando en su posible éxito, esta vez en la Gran Manzana. Ella ya ha dibujado su futuro y se ve allí, como Kurt y Blaine, viviendo de la música, cantando en Broadway, siendo una estrella. Eso es algo que no cambia en la protagonista de ‘Glee‘, su ilusión, esa que tantas veces le hace ser tan ilusa. Además, Rachel nos gusta más cuando fracasa, por eso el hecho de no haber entrado este año en el Top 10 de la final hace que Berry sea más mona, superándose a sí misma. Aunque no sólo ha demostrado ser leal a la música, en el ámbito personal también ha madurado, ayudando a su rival principal, Sunshine Corazon (y lo bien que cantó).

Cabe destacar que este año la trama que más interés ha despertado ha sido la centrada en Kurt y su homosexualidad. El tinte sociológico (y en parte dramático) que ha tomado la comedia musical ha sido favorable, tratando temas como el bullying o la homofobia, y gracias a ello también hemos conocido a uno de los mejores personajes, Blaine.

Pero en la recta final Sue Sylvester ha protagonizado otro de los momentos más dramáticos, la muerte de su hermana y el consecuente despido de la leal Becky han sido inesperados. Este año ha sido flojo para la entrenadora, no se ha lucido tanto como en la primera temporada y otros personajes le han comido terreno.

No puedo cerrar este artículo sin mencionar la aparición estelar de Gwyneth Paltrow, la actriz ha demostrado que también se puede defender en el ámbito musical, aunque sus dos últimas apariciones no hayan sido tan grandiosas como la primera. De todas formas, espero que en la tercera temporada podamos seguir disfrutando con Paltrow en ‘Glee‘. En este sentido, también quiero reflejar mi indignación con uno de los peores capítulos de la serie, hablo del 2×02, en el que aparece Britney Spears metida con calzador y sin aportar nada al serial, una pena.

Al fin y al cabo la moraleja o el mensaje que ‘Glee‘ lanza siempre es el mismo, todos tenemos un perdedor dentro (como reza la canción original de la serie, otro acierto, atreverse con canciones de cosecha propia). Aun así el objetivo de New Directions sigue siendo la superación y el esfuerzo, y si no ganamos, un 12º puesto tampoco está mal.

 

Dale al Stop en Twitter

h1

Glee 2×05: ¿Quién dijo Halloween?

noviembre 17, 2010
Halloween según Sue Silvester: “cuando los padres animan a sus hijos a vestir como niñas, y a las niñas a vestir como prostitutas”. Claramente fue la mejor frase del último capítulo de ‘Glee‘, centrado en la noche de los muertos, aunque finalmente terminó siendo un capítulo más, con esos altibajos a los que la serie nos tiene acostumbrados desde la segunda parte de la primera temporada.

No es tan fácil elegir una frase de cada capítulo de ‘Glee‘, sobre todo teniendo en cuenta las perlas que suelta Brittany cada vez que abre la boca, y yo estoy agradecido de que cada vez tenga más protagonismo, aunque no hay que ser excesivo, ya que la clave de la gracia de la animadora rubia-tonta está en las pequeñas dosis de humor que nos ofrece en cada segundo que aparece en pantalla.

El episodio ha comenzado de una forma original, con los labios de Santana cantando la canción Science Fiction/Double Feature del musical ‘The Rocky Horror’, pese a no haber sido la mejor actuación de entre las interpretadas en el especial de Halloween, que aunque nos lo vendieron como un especial, a medida que pasaba el capítulo podíamos ver que se trataba de un episodio más de la serie, sin apenas mención la fiesta yankee, quizás algo decepcionante para los que esperaban más.
Entre las historias que se han desarrollado en el quinto episodio de la segunda temporada, la principal ha sido la que tenía como protagonistas al profesor Will Schuester y la maniática Emma. El director del ‘Glee Club’ sigue enamorado de la pelirroja, pero ahora Emma está saliendo con un atractivo dentista, Carl, y no parece estar dispuesta a dejarle por el confuso Schuester. Eso sí, la escena en la que Emma canta mientras desnuda al profesor es la mejor del capítulo, es ahí donde ella ha demostrado que no sólo sirve para recrear a un personaje secundario al que recurrir cuando se necesita relleno, creo que su voz puede dar mucho juego para futuras canciones. Además, no sólo ella se ha atrevido a interpretar uno de los números de la serie, ya que su pareja Carl también ha rockanroleado recordándonos así al personaje que interpretaba en ‘Padres Forzosos’, el añorable Tío Jesse. Este triángulo amoroso va a dar juego durante esta temporada, y ya que es una de las nuevas tramas, esperemos que no la desgasten y la alarguen sin necesidad como ha pasado, y todavía pasa, con alguna otra.

Por otra parte, para alegrar a las carpeteras, esta semana en ‘Glee’ también nos han ofrecido un desfile de torsos, en este caso la mejor parte se la lleva el nuevo fichaje del Club, Sam. Tanto él como Finn han estado durante 40 minutos obsesionados con su físico, cada uno a su manera, pero al fin y al cabo me ha parecido una trama absurda y de relleno que no ha aportado nada a la serie ni al capítulo, al menos podrían haber cantado algo sobre el tema, pero ni eso.
Una de las relaciones que más ha evolucionado y que ha quedado en segundo plano hasta ahora (como todas las historias más interesantes de ‘Glee‘) es la que protagonizan Sue Silvester y la cada vez más presente Becky. La joven cada vez sorprende más, y en el capítulo de Halloween aparece vestida con una réplica del mítico chándal de Sue. Genial.

Mención especial al ‘Emmy local’ al que Silvester tantas veces hace referencia a lo largo del episodio. Queda bastante claro que esas escenas fueron grabadas después de que Jane Lynch se hiciera con el premio original este año.

Por lo general, ‘The Rocky Horror’ no ha sido tan diferente como nos lo vendían, pero a juzgar por algunos de los capítulos que se han emitido últimamente, creo que ha sido más que aceptable. Eso sí, ¿cuándo volverá Puck? ¿volveremos a ver a la rival de Rachel, Sunshine, en acción?
h1

Glee 2×01: interesante vuelta a los inicios

octubre 14, 2010

Ha empezado el nuevo curso para New Directions (los chicos de ‘Glee‘), pero los pobres siguen siendo igual de pringaos y poco populares que el año pasado, aunque eso es algo que sólo ocurre dentro de la pantalla, ya que realmente la serie sigue arrasando, y no es para menos ya que han vuelto con fuerza y con novedades que nos recuerdan al comienzo emocionante y original de la serie.

Los nuevos personajes que han aparecido en el primer episodio de la comedia musical son de todo menos aburridos y seguro que poco a poco les iremos cogiendo tanto cariño (y/o manía) como a los protagonistas. Por el momento, los dos ‘novatos’ que han salido en la premiere han sido Sunshine y Sam. La primera es una chica con una voz similar a la de Rachel, algo que a la superestrella no le ha gustado nada y ha demostrado estar dispuesta a hacer lo que sea para seguir siendo la mejor del Glee Club, lo malo es que le ha salido el tiro por la culata y la competencia ha terminado contratando a la pequeña Sunshine, algo que no ha sentado nada bien a los compañeros de Rachel.

Por otro lado, Sam, es otro joven con mucho talento, pero por lo visto el rubito no pone mucho interés en el Club, ya que no se presentó a la audición, pero sí que se atrevió a cantar una bonita versión del tema Billionaire junto a sus posibles futuros compañeros, aunque de posibles tienen poco, porque todos sabemos que terminará formando parte del Glee Club.

Si continuamos con las novedades no podemos olvidarnos del personaje que más promete de toda la temporada, ella es Shannon Beiste, nueva entrenadora del equipo de fútbol, y que pese a haber entrado con mal pie y pareciendo incluso peor que la propia Sue Silvester, la pobre Beiste me ha terminado dando pena y lo mismo ha debido pensar el repelente profesor Schuster, puesto que le ha durado bien poco la amistad con Sue. Ambos se aliaron para derrotar al nuevo fichaje del instituto,pero han terminado como siempre, algo que se veía venir y que es mucho mejor así, necesito escuchar de nuevo esos insultos de la entrenadora de animadoras al profesor de español.

De todos modos, no sólo han habido cambios en los personajes, ya que una vez más las tramas entre los protagonistas han dado un giro de 180º. Rachel y Finn están nuevamente juntos (a ver lo que les dura), Quinn vuelve a ser la líder de las animadoras (¡no me gusta!), Tina deja a Artie para salir con el asiático Mike, y entre otras cosas, nos queda por ver el regreso de Emma, que es ya oficial que volverá con un novio nuevo, un dentista buenorro que seguro va a dar mucho que hablar.

En general, el capítulo me ha encantado, me ha parecido un gran comienzo de temporada y ha superado con creces al segundo tramo de la etapa anterior, que estuvo lleno de capítulos carentes de interés. Esta vuelta de tuerca puede ser decisiva para la nueva entrega de episodios, aunque ya sabemos que en Glee nunca se sabe por donde pueden salir y de un capítulo a otro nos tienen acostumbrados a cambiarnos el esquema completamente.

Para los próximos capítulos todavía nos queda por saber qué derroteros tomará la relación de Kurt con su padre (por lo visto el chaval va a conocer a un chico en esta temporada) o qué trama puede desarrollar Mercedes.

h1

Glee: serie revelación

junio 11, 2010

La serie de la FOX ha dado por terminada su primera temporada, con el respaldo del público y de la crítica en general. No hay duda de que la frescura y las buenas versiones de la serie-musical han influido a la hora de proclamarla para muchos como la serie revelación de la temporada, y con ya contratadas otras dos temporadas más.

El final de la serie lo definiría más como emotivo que como emocionante, ya que le ha faltado una chispa de intriga, en definitiva, que yo quería un cliffhanger y me he quedado con las ganas, aunque no por eso voy a quitar mérito a las actuaciones y tramas que tuvieron lugar en el último capítulo de la primera etapa de Glee.

<<<<< SPOILER >>>>>

Hay varias escenas o momentos que me sorprendieron de la season finale, y la más grata sorpresa fue descubrir que Sue Silvester no es tan mala como ella quiere mostrar; la entrenadora tiene su corazoncito y lo demostró votando por New Directions en las Regionales, algo que me conmovió (y seguro que no sólo a mi). De todas formas, no dudo en que la próxima temporada Sue seguirá siendo la tocapelotas de siempre, y seguirá haciendo la vida imposible al profesor Schuster y a su grupo de pringados, porque si no fuera así no sería lo mismo.

La pena es que New Directions no se alzó con el premio, y los repelentes de Vocal Adrenaline fueron los vencedores del torneo, con un Jessie St. James cada vez más insoportable, aunque espero que el año que viene vuelva a salir en varios capítulos para descolocar la mente y el corazón de la peculiar Rachel Berry. Eso es lo bueno de Glee, que hasta los personajes secundarios que (algunos) deberían ser odiosos me gustan y los veo necesarios, incluso la auténtica Olivia Newton-John tiene su gracia haciendo de sí misma (o de una caricatura de sí misma).

Aún así, hay que ser sincero, y no es oro todo lo que reluce, ya que Will Schuster en ocasiones cansa y saca de quicio con su buen rollito y su rol de amigo de mis alumnos, aunque si no fuera así quizás la serie perdería también parte de la gracia, así que mejor lo dejamos tal y como está.

Dejando la escuela y el Glee Club a un lado, otra de las tramas que ha tenido protagonismo en este final ha sido el parto de Quinn, que desde mi punto de vista es el personaje que más ha evolucionado. Aunque lo mejor de todo es que haya dado al bebé en adopción y que la propia madre de Rachel haya sido quien lo acoja, algo que era más que evidente, porque Shelby quería formar una familia, ¿y qué mejor forma de y momento de hacerlo? Además la niña se llamará Beth, como quería el padre biológico, Puck.

En este sentido, la relación más bonita de la serie la he descubierto en este capítulo, y no hablo de Rachel y Finn o de Santana y Brittany (con intervenciones cada vez más tronchantes, sobre todo la rubia-tonta), sino de Quinn y Mercedes, que por lo visto han comenzado una amistad sincera y extraña donde las haya, pero que a mi personalmente me gusta.

En general, el final nos ha dejado con ganas de más, pero en el parón realizado a mitad de temporada me quedé con mejor sabor de boca, aunque eso no quita para que espere ansioso a septiembre para saber lo que nos deparará la próxima entrega con nuevas historias y personajes.

h1

Temporada 2009-2010: Aciertos

mayo 27, 2010

La temporada 2009-2010 ha estado cargada, una vez más, de estrenos pero entre ellos hay más de un tropezón que no ha convencido a la audiencia. De todas formas, voy a hablar de los estrenos o de las temporadas que este año más me han atraído. Como es lógico, no he tenido tiempo para ver todos y cada uno de los estrenos o de la series de la temporada, pero voy a nombrar algunas de las que a lo largo de este año han dado la sorpresa.

Glee

La serie protagonizada por Lea Michele ha sido sin duda la sorpresa del año, y ha dado una chispa de originalidad al panorama actual, que a decir verdad estaba parado y llevábamos unos años sin ver una serie que enganchara de tal manera. La ironía y el descaro de sus personajes son los ingredientes más atrayentes de la serie de FOX, que no solamente ha renovado por una segunda temporada, sino que es tal la confianza que tienen hacia la serie que incluso han firmado por la tercera entrega sin haber concluido aún la primera.

¿Es excesiva la confianza depositada por parte de FOX? Esperemos que no nos defrauden en las próximas entregas, porque hemos de recordar que la serie se basa en un instituto, y los actores, muy a nuestro pesar, tienden a crecer…

V

Al otro lado del charco también se ha estrenado el sonado remake de V, una serie que marcó un hito en la historia de la televisión y que ha vuelto renovada y con un elenco que nada tiene que envidiar al de otras series, destacando la labor de Elizabeth Michelle o Morena Baccarin, por ejemplo.

La trama de la serie engancha con esos misteriosos visitantes encabezados por la intrigante Anna, pero la historia coge más fuerza con la entrada en escena de la llamada Quinta Columna. De momento la serie ha pasado el primer examen, pero estoy seguro de que en la segunda temporada lo tendrá más difícil y cada episodio va a estar mirado con lupa.

Acusados 2ªT

En el panorama español también hemos tenido alguna que otra sorpresa, y la más destacable es la serie protagonizada por Blanca Portillo, que nos dejó a todos con muy buen sabor de boca, pero con la triste noticia sobre la fulminación de la serie, algo que era de esperar tras ver sus pésimos datos de audiencia.

Jugar a averiguar quien es Job ha sido entretenido e interesante, todos los seguidores hacíamos nuestras propias cábalas e inventábamos teorías como si de Perdidos se tratase, eso sí, con un final mucho más definido.

Dexter 4ªT

No me considero fanático de Dexter, pero si después de esta última temporada logra mantenerse tendré que planteármelo, ya que ha sido el mejor año de la serie de Michael C. Hall, con una actuación brillante tanto por su parte, como por parte del antagonista, John Lithgow (Trinity).

El intenso y sorprendente final de la temporada deja la puerta abierta a una quinta edición totalmente renovada, viendo que la vida personal del protagonista va a cambiar por completo.

Por mi parte esta ha sido la reducida lista de los aciertos de este año, podría nombrar más series que me han gustado a lo largo del año, pero he decidido elegir simplemente cuatro, en caso de que haya alguna sugerencia sobre nuevas series o temporadas soy todo oídos.

h1

Glee: buen tono

marzo 30, 2010

La verdad es que nunca he sido seguidor de los musicales, es más, normalmente es un género que me aburre, pero gracias a la oportunidad que le he dado a la nueva serie revelación de Estados Unidos he descubierto la parte positiva de los musicales, esto es, la parte más divertida y en definitiva, la parte más Glee…

Quizás los personajes sean el punto fuerte de la serie, desde la protagonista que va de diva sin serlo hasta la entrenadora malvada que ninguno quisiéramos tener cerca. Tampoco tenemos que pasar por alto algunos personajes que al menos de momento sobran un poco, como la mujer del profesor (si va a estar fingiendo el embarazo la temporada entera que me lo digan para pasar sus escenas) o el entrenador de rugby que esta colado por la profe hipocondríaca, que no me aporta absolutamente nada y cada vez que sale en escena consigue que el tiempo se ralentice.

De todas formas, no es justo que me centre en los aspectos negativos de la comedia de FOX, porque en este caso lo positivo gana con creces. Quizás  muchos tengan razón al decir que es una serie sobrevalorada, porque a pesar de ser original y dar la sorpresa del año, sigue siendo una serie entretenida más que no llega a la suela de los zapatos a muchas otras series actuales.

Las canciones


La elección de los temas que se cantan y se bailan en cada uno de los capítulos es inmejorable, ya que no nos saturan con clásicos y podemos disfrutar también de canciones actuales (Rehab, I Kissed a Girl, Single Ladies…), que consiguen que la serie sea más cercana. Las voces de los protagonistas son en general notables y salta a la vista que en el casting no han dado prioridad al físico, algo que es muy usual en este tipo de teen-series. Aun así, siempre se nos escapa algún guaperas que da el toque carpetero a la historia, y que por cierto afina de manera bastante irregular.

Seguirla en castellano puede ser un error, no sólo porque en cualquier serie lo sea (los doblajes españoles deja mucho que desear y además siempre es mejor verlo en V.O), sino porque al tratarse de un musical el cambio drástico que se aprecia en las voces de los personajes cuando empiezan a cantar en ocasiones causa dolor y sobre todo sorpresa. De todos modos, yo soy uno de los errados que siguen Glee en la versión doblada, a ritmo de FOX España, de manera que mi opinión se basa en la visión de los primeros cuatro capítulos, de momento yo creo que es lo suficiente para hacer un balance positivo de uno de los pocos estrenos del año que ha salido a flote, y merecidamente.