Posts Tagged ‘friends’

h1

La importancia de ser un cero a la izquierda

abril 1, 2013

Los personajes que hoy voy a presentar en este post son (o fueron) algunos de los menos relevantes en sus respectivas series. Eso no quiere decir que sobren o que sean prescindibles, ni mucho menos. En la pequeña pantalla cada vez se recurre más a este rol ninguneado o que aparentemente no aporta nada a la ficción, hasta que con el paso del tiempo cogen dudoso peso y sirven para que el resto del elenco se mofe de él/ella.

parks_and_rec_jerry NBC

Seguramente no sea fácil encarnar esta figura, son personajes que no gozan de popularidad hasta pasado el tiempo, los ejemplos que voy a dar a continuación son prueba de ello, ¿conoces alguno más?

Lee el análisis completo en el blog de FórmulaTV

Dale al Stop en Twitter

h1

¿Recuerdas… ‘Friends’?

noviembre 29, 2011

22 de septiembre de 1994. Una sitcom sencilla se estrena al otro lado del charco. Una cuadrilla de seis amigos neoyorquinos se reúnen cada semana en el Central Perk, el bar en el que pasan las horas y se cuentan sus historias, aunque es allí mismo donde también se desarrollan varias de las tramas que protagonizan los chicos de ‘Friends’. Diez años después Joey, Phoebe, Monica, Chaendler, Ross y Rachel se despiden de una audiencia fiel. La NBC cierra la puerta azul del famoso apartamento de Monica Geller el 6 de mayo de 2004.

Así se cierra un ciclo, así dio la NBC carpetazo a una serie simpática y sin pretensiones. Aunque para pretensiones las de los actores, que terminaron cobrando cifras descomunales por cada capítulo, y mejor ni hablar de la guerra que están dando para juntarse todos y hacer un especial como merece la ocasión.

Puedes leer la entrada completa en el blog de FórmulaTV

Dale al Stop en Twitter

h1

‘Mr. Sunshine’: una comedia del montón

marzo 9, 2011

Los protagonistas de la mítica serie ‘Friends’ van encontrando su sitio, ya sea delante o detrás de las cámaras, pero al menos esa especie de gafe que perseguía a cada uno de los seis actores de la comedia va desapareciendo. Mientras que David Schwimmer se lo monta mejor que nadie en sus trabajos como productor o realizador, Matt LeBlanc y Courtney Cox no pueden quejarse de los datos que cosechan sus respectivas series. Esa misma estela es la que desea seguir Matthew Perry (el inolvidable Chandler Bing) con su nueva apuesta, ‘Mr. Sunshine’.

Por el momento la sitcom de ABC no parece despegar, es una comedia que no aporta nada nuevo al panorama actual, y tampoco se puede decir que tenga la frescura que caracteriza a otras series que buscan el mismo público como pueden ser ‘Modern Family’, ‘The Office’, o la mismísima ‘Friends’.

Ben Donovan es un gerente que tiene en su poder uno de los espacios polivalentes más exitosos y grandiosos de Estados Unidos, donde principalmente se celebran actos deportivos. Pese a su éxito, Donovan no es completamente feliz, y por eso se refugia en su trabajo, ya que es el único lugar en el que se siente triunfador. Su vida personal, en cambio, deja mucho que desear, a la típica crisis de la mediana edad (tema demasiado recurrente hoy en día en todas las series de este tipo) se le suma su fracaso como conquistador de mujeres. Sin ir más lejos, la compañera de trabajo con la que pensaba que podría tener algo más que un idilio empieza a salir con otro compañero y amigo (Alonzo), por lo tanto tendrá que ver como la relación sentimental de ambos se consolida, mientras que Donovan se traga su orgullo.

La situación puede ser cómica, pero el problema es que no aporta nada nuevo, y con tantas ofertas en comedia, es facil que los espectadores desechemos la opción de dar una oportunidad a la sitcom de Perry. Además, las interpretaciones de los protagonistas no son nada del otro mundo, aunque en este caso he de destacar la labor de Andrea Anders (a la que descubrí en ‘Joey’ y también me encantó) y Allison Janney, la neurótica y a la vez divertida Cynthia, jefa de Ben; ambas aportan la poca frescura que tiene la serie.

El humor de ‘Mr. Sunshine’ es en ocasiones plano, y muy pocas veces recurren a la ironía o al humor negro, quedándose a medio camino de la ‘comedia blanca’, que personalmente no me gusta, aunque en este caso tenga puntos o escenas que consiguen que llegues a sonreír, que no es poco.

Quizás la serie de Matthew Perry necesite un pequeño empujón y algo de recorrido para que nos vayamos acostumbrando a ella, pero a día de hoy es difícil que los que consumimos televisión demos más de una oportunidad a una serie. La oferta es amplia y con las comedias solemos ser más exigentes que con los dramas o las series de acción. Es probable que el argumento o el esquema del serial de un giro en los próximos capítulos, como pasó en la primera temporada de ‘Cougar Town’, gracias a lo que la comedia de Courtney Cox pudo seguir en pie. Aún así, me parecen más pésimos los inicios de ‘Mr. Sunshine’ que los de la serie de Cox.

Con el fin de enganchar a cierto público, ‘Mr. Sunshine’ ha contado con uno de los Jonas Brothers en uno de sus primeros episodios, algo que no sé si será apropiado, ya que quizás no les convenga atrapar a ese público adolescente, porque puede que les sigan en un episodio, pero que no lo hagan en los próximos. Al contrario, me parece todo un acierto la intervención de Jorge García (Hugo Reyes en ‘Lost’), que aunque hasta ahora haya sido corta, se agradece.

Ahora sólo nos queda esperar a ver como evolucionan tanto la serie como sus personajes.

h1

Las mejores protagonistas de la televisión

febrero 28, 2011

Aprovechando que hace unos meses hice una lista con los peores personajes femeninos de la historia de la televisión, esta vez voy a hacer lo propio con los mejores personajes que se han inventado en el mundo televisivo, a mi parecer.

Obviamente, he tenido en cuenta las serie que he seguido, por lo que es probable que me quede por descubrir grandes actrices o personajes que han visto la luz en la pequeña pantalla, por eso me gustaría que cada uno diera su aportación. Por el momento he aquí mi ranking:

5 – Rosa Ballester (‘Acusados‘)

El personaje interpretado por Blanca Portillo de la serie ‘Acusadosdejó una gran huella en el panorama nacional, ya que nunca se había visto un personaje de esas características en la televisión española. Muchos reprocharon a Portillo que copiara a la grandísima Glenn Close (en referencia a Patty Hewes y su personaje de ‘Damages’), pero a mi no me lo pareció, porque la actriz española supo hacer suyo el personaje y la serie al completo, creando intriga con una sola mirada y pasando por diferentes estados de ánimo, y como no, mostrándolos a cámara (algo que a Close le cuesta algo más… ¡maldito botox!).

Desde mi punto de vista, Rosa Ballester es el mejor personaje a nivel nacional, y como no podía ser de otra manera, merecía un hueco en este ranking.

4 – Olivia Dunham (‘Fringe‘)

La protagonista de ‘Fringe‘ es uno de los pilares de su serie, ya que junto a sus dos compañeros de reparto forma un tándem envidiable y entrañable a su vez. A Anna Torv le ha tocado meterse en el papel de la más fría, escéptica y seria de los protagonistas, pero lo borda.

Dunham ha ganado enteros a partir de la mitad de la segunda temporada, cuando Olivia se encuentra con su alter ego y comienza una lucha encarnizada contra su otro yo. Además, en varias escenas Torv ha demostrado que no sólo sabe hacer de agente de policía formal y eficaz, puesto que estar en el otro bando y de pelirroja le ha sentado fenomenal.

3 – Nora Walker (‘Cinco Hermanos‘)

Uno de los personajes más carismáticos y cercanos que nos ha regalado la ficción en estos últimos años ha sido el interpretado por Sally Field, protagonista de ‘Cinco Hermanos‘. La matriarca de la familia Walker es cercana, divertida y expresiva a partes iguales. Además, cualquiera que vea la serie seguro que ha pensado en adoptarla como madre aunque sea por una temporada, más que nada porque tenerla siempre cerca debe ser una lata, no hay más que ver a sus desquiciados hijos.

Field ya tenía una carrera consolidada antes de adentrarse en el rodaje de la internacional ‘Brothers & Sisters’, pero esta serie le ha servido para volver a salir a la palestra y que nuevas generaciones conozcan a esta gran actriz y a este magnífico personaje.

2 – Monica Geller (‘Friends’)

Maniática, mandona y obsesiva. ¿Cómo puede caer bien una persona con esas características? Quizás la base sea que Monica Geller no es real, sino un personaje de ficción; porque sería impensable soportar a una persona como ella, a no ser que tengas la paciencia de Chaendler.

Courtney Cox lo hizo genial en ‘Friends‘, ya que dio vida a uno de los personajes que más evolucionó a lo largo de los diez años de la serie. Geller siempre nos sorprendía con algo nuevo, y realmente era la primera que estaba dispuesta a vender a sus amigos por ganar una partida de parchís o un boleto de lotería (aunque no estuviera premiado). Cox se ganó el cielo con este personaje.

1 – Nancy Botwin (‘Weeds‘)

Showtime tiene sello propio, pero ‘Weeds‘ lo tiene aún más, y en la estampa aparece la silueta de Nancy Botwin. La traficante de hierba (y de todo lo que se le ponga por medio) más popular de la televisión es ella, y el mérito es en gran parte de Mary-Louise Parker. Sus gestos, muecas, expresiones… Parker ha creado a uno de los mejores personajes de ficción de todos los tiempos, y si a eso se le añade un guión que no para de dar giros sorprendentes el resultado no puede ser otro que el número uno de cualquier ranking.

Desde que Nancy Botwin se metiera de lleno en este mundillo han pasado miles de cosas a su alrededor, pero ella siempre ha sido fiel a sí misma y a sus cuestionables principios. Protagonistas de este calibre no se encuentran en cualquier serie, así que disfrutemos de ‘Weeds‘ y de Nancy mientras podamos.

Dale al Stop también en Twitter

h1

‘Episodes’ 1×01: Matt LeBlanc entra en escena

enero 27, 2011

Matt LeBlanc (el inolvidable Joey de ‘Friends’) ha vuelto al mundo de la televisión, y esta vez se interpreta a sí mismo (o algo por el estilo). ‘Episodes’ es lo nuevo de Showtime, que se estrenó el pasado 9 de enero en USA, y ya está filtrado en la red su segundo capítulo.

El argumento central de ‘Episodes’ no ofrece nada innovador ni original, pero el éxito puede venir de la mano de la pareja protagonista, un matrimonio inglés que se muda a Los Ángeles en busca de popularidad, esa que desean conseguir gracias al proyecto que tan bien les funcionó en la televisión británica.

Los problemas de la pareja protagonista llegan con los cambios que los productores y responsables del canal y de la productora que ha comprado los derechos quiere llevar a cabo en su propia serie. En el capítulo piloto de ‘Episodes’ podemos ver como los responsables del producto se deshacen de la que fuera la estrella de la serie en tierras inglesas, ya que no es lo suficientemente ‘americano’.

El humor no llega a conectar conmigo, y supongo que a muchos otros espectadores les habrá pasado algo parecido. De todos modos, se agradece que no haya risas enlatadas ni situaciones forzadas, hecho que hace que el humor adquiera una apariencia más fina e irónica. La mayor parte de las bromas o de los chistes de ‘Episodes’ se basan en situaciones embarazosas o comprometidas, y en próximos capítulos puede que nos veamos identificados con alguna de esas situaciones (no ha sido el caso del capítulo piloto).

El comienzo del primer episodio es muy bueno, pero la historia se va desinflando a medida que avanza la serie. Además se echa de menos la aparición de LeBlanc, que apenas sale en todo el capítulo.

La primera escena en la que vemos a la pareja inglesa discutir, nos traslada a unas semanas por delante en el tiempo, algo muy utilizado ya por varios guionistas y series, pero que siempre tiene un efecto positivo y aumenta la intriga y las ganas de saber más sobre esos nuevos personajes. Al finalizar el capítulo todo continúa con regularidad entre la pareja, de manera que no sabemos en qué momento de la serie tendrá lugar la discusión entre ambos.

A rasgos generales, como primer capítulo la serie no engancha, aunque tampoco creo que su objetivo sea crear tramas llenas de intriga. La clave de una serie de este estilo suelen ser los protagonistas, o incluso los personajes secundarios (la rubia tonta o el jefe avaricioso, por ejemplo). Para comprobar que ‘Episodes’ va por buen camino es inevitable darle una segunda oportunidad, y si en el segundo episodio consiguen hacernos reir algo más que en el anterior tendrán una parte importante ganada.

Como he dicho al principio, la serie de LeBlanc no ofrece nada nuevo, ni tampoco creo que lo intente; está pensada para pasar un buen rato (aproximadamente 25 minutos semanales) y relajarse, si no se consigue habrá que tirar el proyecto a la basura. Por el momento sólo le doy un 5, a la espera del próximo capítulo.

Lo mejor: La pareja protagonista

Lo peor: Matt LeBlanc haciendo de sí mismo

h1

Algo pasa con las comedias

febrero 2, 2010

No sé que si el problema lo tengo yo o la industria en general, pero las comedias no me suelen atraer, no metería ninguna comedia entre mis series favoritas (exceptuando la actual Weeds o la desaparecida Friends). Con esto no quiero decir que no siga alguna comedia que otra, o que nunca les haya dado una oportunidad porque, por ejemplo, hoy en día sigo cada episodio de The Big Bang Theory (TBBT) o 30 Rock, pero no me llenan, no espero ansioso a que emitan el próximo capítulo o temporada, en cambio con otras series  en las que el drama, la acción o la intriga tienen más peso me pasa lo contrario.

Primero voy a empezar por el lado positivo, es decir, las excepciones. Weeds y Friends son mis comedias favoritas, con diferencia. La primera no es una simple serie en la que te ríes y punto; también hay momentos intrigantes (sobre todo al final de cada temporada o de casi cada episodio) y hasta algún que otro minuto dramático, pero siempre encuentran la chispa para que no caiga en el típico drama al estilo Mujeres Desesperadas (que a veces pecan de cursis). La otra gran serie es Friends, ahora quizás no la vería con los mismos ojos con los que la ví en su época, pero entonces era una comedia con un reparto inmejorable y unos diálogos que no te dejaban indiferente, desde la ironía de Chandler al humor ‘burdo’ de Joey o Phoebe. El truco de aquella serie estaba en los personajes y después de 10 años con ellos es imposible olvidarlos (además he de decir que fue la primera serie internacional que seguí seriamente).

En la otra cara de la moneda se encuentran las comedias con las que no consigo llegar al clímax. TBBT o 30 Rock son series que consiguen entretenerte durante 20 minutos y a veces logran sacarte una carcajada, pero hay capítulos, escenas o minutos en los que no pasa nada o las ‘gracias’ se hacen repetitivas. Además, debemos tener en cuenta que la esencia de TBBT es Sheldon, sin él quizás la serie terminaría, y lo mismo pasa con 30 Rock, pero en este caso la estrella indiscutible es Tina Fey, tanto delante como detrás de la cámara.

Otras series a las que quizás les haga falta más rodaje para poder opinar sobre ellas profundamente podrían ser United States of Tara o la nueva Hung. Ambas han conseguido una segunda temporada en USA, pero se lo tendrán que currar para no aburrir al público en sus próximas tramas, puesto que pueden caer en la monotonía con el tema de las múltiples personalidades o con el de la prostitución masculina, aún así sería mejor que no me adelante a los acontecimientos y espere a ver lo que nos deparan las nuevas temporadas.

Por último, voy a hablar brevemente en torno a las comedias nacionales. La que realmente marcó un hito fue 7 Vidas, que también ha sido criticada por tener como referencia tan descaradamente a la gran Friends. El spin-off que salió de la serie de Telecinco tampoco fue del todo malo, pero el humor de Aída me resulta mucho más chabacano y facilón que el de su predecesora. Para finalizar, nombrar algo asombroso, cómo alguien como José Luis Moreno ha podido producir o crear una serie con un mínimo de calidad en su argumento como es el caso de Aquí No Hay Quien Viva o La Que Se Avecina, ambas series ácidas y llenas de caricaturas que no dejan de sorprender con sus locuras, aunque yo personalmente me quedo con los vecinos de Mirador de Montepinar.