Posts Tagged ‘Aqui no hay quien viva’

h1

La Que Se Avecina: cambios drásticos

julio 6, 2010

Para remontarnos a los inicios u orígenes de La Que Se Avecina (LQSA) tendríamos que echar la mirada atrás, allá por el año 2003, cuando Antena 3 estrenó Aquí No Hay Quien Viva (ANHQV); pero no hay que ser un lince para saber que la serie no es la misma, y que sus primeros pasos (o zancadas) se quedaron en el pasado, es decir, la serie ha cambiado por completo, ha crecido (que no madurado).

El título de la serie, los personajes, los actores, el entorno e incluso los guiones han pegado un vuelco, y sólo nos hacen acordarnos de la extinta comedia de A3 en muy contadas ocasiones. Hay que reconocer que el humor de la serie nunca ha sido estrictamente fino, pero para pasar un rato y entretener sirve. A día de hoy, LQSA es una comedia surrealista, y algunos de los personajes se han ido convirtiendo en parodias de sí mismos. Los guionistas han apostado por las situaciones y las relaciones imposibles, más de tebeo que nunca, como es el caso de la gran Estela Reynolds o del matrimonio compuesto por Antonio y Berta, los Recio, o los Rancio, para el que lo prefiera así.

Como todo programa, LQSA tiene su lado negativo, y en este caso lo forman los personajes más light (por no decir insípidos) de la serie, a la cabeza, como no, está Raquel, interpretada por una Vanesa Modelo Romero que no llega a convencerse ni a sí misma. De todos modos, no es el único personaje aburrido, ya que Leo (Luis Migue Seguí) o Maxi (Eduardo Gómez) tampoco aportan gran cosa, desde mi humilde punto de vista. Aunque el antiguo Señor Cuesta (Enrique Pastor para los más actuales) y su hijo se me están atragantando cada vez más, y otro que ha sido el causante del declive de uno de los pilares de la serie (hablo de los Recio), Coque, tampoco cuenta con mi visto bueno.

Dejando de lado los aspectos negativos de la comedia, aparte del sonado fichaje de Antonia San Juan la temporada pasada, yo también subrayaría el gran trabajo de Cristina Castaño, que da vida a la psicóloga Judith, una mujer fría e hiperactiva, que desentona bastante al lado del resto de vecinos, ya que podríamos decir que dentro de lo que cabe es la más cabal.

La vuelta de tuerca que han dado a la serie me parece perfecta, al lado de la actual serie de Telecinco, la comedia desaparecida (o robada) de Antena 3 queda en un programa de niños, sería algo así como comparar el humor de Los Simpson con el de Padre de Familia, que te pueden gustar ambos, pero hay que reconocer que tienen tintes totalmente diferentes, sobre todo en el contenido de los chistes.

A fin de cuentas, LQSA ha sabido hacerse un hueco, y pese a los prejuicios que ha tenido (y aún sigue teniendo) que soportar, ha sabido salir a flota y renovar su imagen, con una cantera de actores y unos guiones que no tienen nada que envidiar a los de ANHQV.

h1

Algo pasa con las comedias

febrero 2, 2010

No sé que si el problema lo tengo yo o la industria en general, pero las comedias no me suelen atraer, no metería ninguna comedia entre mis series favoritas (exceptuando la actual Weeds o la desaparecida Friends). Con esto no quiero decir que no siga alguna comedia que otra, o que nunca les haya dado una oportunidad porque, por ejemplo, hoy en día sigo cada episodio de The Big Bang Theory (TBBT) o 30 Rock, pero no me llenan, no espero ansioso a que emitan el próximo capítulo o temporada, en cambio con otras series  en las que el drama, la acción o la intriga tienen más peso me pasa lo contrario.

Primero voy a empezar por el lado positivo, es decir, las excepciones. Weeds y Friends son mis comedias favoritas, con diferencia. La primera no es una simple serie en la que te ríes y punto; también hay momentos intrigantes (sobre todo al final de cada temporada o de casi cada episodio) y hasta algún que otro minuto dramático, pero siempre encuentran la chispa para que no caiga en el típico drama al estilo Mujeres Desesperadas (que a veces pecan de cursis). La otra gran serie es Friends, ahora quizás no la vería con los mismos ojos con los que la ví en su época, pero entonces era una comedia con un reparto inmejorable y unos diálogos que no te dejaban indiferente, desde la ironía de Chandler al humor ‘burdo’ de Joey o Phoebe. El truco de aquella serie estaba en los personajes y después de 10 años con ellos es imposible olvidarlos (además he de decir que fue la primera serie internacional que seguí seriamente).

En la otra cara de la moneda se encuentran las comedias con las que no consigo llegar al clímax. TBBT o 30 Rock son series que consiguen entretenerte durante 20 minutos y a veces logran sacarte una carcajada, pero hay capítulos, escenas o minutos en los que no pasa nada o las ‘gracias’ se hacen repetitivas. Además, debemos tener en cuenta que la esencia de TBBT es Sheldon, sin él quizás la serie terminaría, y lo mismo pasa con 30 Rock, pero en este caso la estrella indiscutible es Tina Fey, tanto delante como detrás de la cámara.

Otras series a las que quizás les haga falta más rodaje para poder opinar sobre ellas profundamente podrían ser United States of Tara o la nueva Hung. Ambas han conseguido una segunda temporada en USA, pero se lo tendrán que currar para no aburrir al público en sus próximas tramas, puesto que pueden caer en la monotonía con el tema de las múltiples personalidades o con el de la prostitución masculina, aún así sería mejor que no me adelante a los acontecimientos y espere a ver lo que nos deparan las nuevas temporadas.

Por último, voy a hablar brevemente en torno a las comedias nacionales. La que realmente marcó un hito fue 7 Vidas, que también ha sido criticada por tener como referencia tan descaradamente a la gran Friends. El spin-off que salió de la serie de Telecinco tampoco fue del todo malo, pero el humor de Aída me resulta mucho más chabacano y facilón que el de su predecesora. Para finalizar, nombrar algo asombroso, cómo alguien como José Luis Moreno ha podido producir o crear una serie con un mínimo de calidad en su argumento como es el caso de Aquí No Hay Quien Viva o La Que Se Avecina, ambas series ácidas y llenas de caricaturas que no dejan de sorprender con sus locuras, aunque yo personalmente me quedo con los vecinos de Mirador de Montepinar.