Archive for the ‘Aida’ Category

h1

‘Aída’: renovarse y seguir

marzo 18, 2011

La octava temporada de ‘Aída‘ está llegando a su fin, en estas semanas estamos asistiendo cada domingo a lo que está siendo el desenlace de esta etapa de la serie. Una etapa que ha sido larga y ha tenido varios altibajos, pero que desde que se estrenara la segunda parte en febrero la serie ha subido en calidad como la espuma, y no gracias a la interpretación de Belén Esteban precisamente.

Los habitantes de Esperanza Sur se han encontrado a sí mismos tras la marcha de la protagonista. Desde que Aída García ingresara en prisión, las tramas y los personajes se volvieron más monótonos, si cabe, y la introducción de Soraya y Aídita no ayudó en su momento. A pesar de ello, Miren Ibarguren está haciendo un gran trabajo en esta última temporada y encaja en el barrio como cualquier otro personaje.

Soraya es definitivamente el personaje revelación de la televisión española actual, su interminable lista de diminutivos (‘pajiruli’ es el término que me viene ahora mismo a la mente, uno de los más trochantes) y su relación con Chema son algunas de las claves de este personaje que cambia tan rápido de carácter, ya que tan pronto es una niña en un cuerpo de mujer como un monstruo con muy mala leche (una especie de Aída 2.0).

En un principio pensé que el idilio entre Soraya y Chema sería fugaz y que no recibiría el beneplácito de la audiencia, pero me equivoqué completamente. En estos momentos, los dos tortolitos dan mucho juego y regalan momentos desternillantes cada semana. Quizás una de las consecuencias haya sido el destacado bajón de protagonismo que ha desarrollado Fidel, pasó de ser uno de los personajes revelación en el comienzo de la serie, y ahora, al parecer, el niño repelente del barrio ha pasado a ser un adolescente repetitivo y sin interés.

De todos modos, Fidel no es el único que se ha estancado en ‘Aída‘, otros como Jonathan, Eugenia o Lorena han demostrado ser más limitados de lo que parecían. Sus tramas siempre giran en torno a lo mismo: gamberradas, para las que ya no tiene edad; obsesión por la comida o por su época de vedette; y el ‘Lore Lore Macu Macu’ que ya empieza a cansar y aprovechan cualquier ocasión para meterlo. Es una pena que no saque más partido a este personaje, el de Lorena, porque tanto la actriz como el papel son geniales, pero este año la pelirroja ha bajado el listón y sólo se limita a explotar esa canción (con baile y videoclip incluido) anteriormente mencionada.

Mauricio también está bastante estancado, aunque sus historias dan más juego, y ese fervor por la derecha, el fascismo y la xenofobia le hace sugestivo, aunque corre el riesgo de desgastarse. Sus tramas siempre se centran en traicionar o mentir a alguno de sus ‘amigos’ para salir beneficiado (normalmente con un objetivo económico), aunque no siempre sale airoso.

La trama central de los últimos episodios es la que protagonizan Luisma y Paz, que con el riesgo de caer en lo aburrido en el dramatismo los guionistas han sabido enganchar con esta historia que no pierde el toque de humor que les caracteriza. Me gustó que finalmente Luisma no se casara con Paz, porque eso significaría poner trabas al desarrollo de sus personajes, además Edu es un personaje interesante (siempre y cuando se mantenga en un segundo plano).

Uno de los atractivos de ‘Aída‘ es su elenco, pero no sólo el principal, sino también los actores secundarios que forman parte de él, y que afortunadamente cada vez están ganando más peso. La táctica de no abusar de su aparición e intercalarla es muy buena, por eso siempre se recibe con los brazos abiertos el garrulismo de la Macu, la tontería del Barajas, el histrionismo de Tony o la subordinación de Machu-Pichu, sublimes.

h1

Series españolas: ¿hora de cerrar?

febrero 7, 2011

Tal y como hice el mes pasado con algunas de las series americanas más veteranas del momento, en este caso le toca el turno a la ficción nacional. A día de hoy, no hay cadena generalista en abierto que no se haya sumado al carro de series históricas o ‘superproducciones’ (aunque en el caso de La Sexta y Cuatro sea más complicado por su baja facturación). En definitiva, estas son algunas de las series que voy a analizar, independientemente del éxito que tengan hoy o que hayan tenido en el pasado:

‘Cuéntame Como Pasó’

El pequeño de los Alcántara lleva narrando las historias de la familia desde septiembre de 2001, es decir, casi diez años. No es fácil hacer una serie de este estilo, aunque para La1 parezca que es pan comido, ya que se han estancado en este tipo de seriales, y no se cansan de mostrarnos como se vivía hace unas cuentas décadas.

En el caso de ‘Cuéntame Como Pasó’, la historia comenzó allá por el año 1968, pero ya han sobrepasado los 80 (título que curiosamente llevaba otra serie que estrenó Telecinco intentando emular sin éxito a los Alcántara). Desde entonces les han ocurrido muchas cosas a los singulares miembros de esta familia, alguna menos creíbles que otras, todo hay que decirlo.

La serie sigue cosechando el éxito que la televisión pública busca, y diez años después está en forma, ¿pero hasta cuándo puede durar? A mi personalmente es una serie que no me aporta gran cosa, pero tiene su público y es comprensible que continúe en pantalla hasta que la gente se canse.

‘Hospital Central’

Año y medio antes se estrenaba en la cadena amiga una de las primeras series de médicos a nivel nacional, ‘Hospital Central’. Parece mentira que más de diez años después la serie continúe, y más raro es aún encontrar actores que hayan estado en la ficción desde el inicio hasta el día de hoy. Apuesto a que hay casos, pacientes y enfermedades que se han repetido a lo largo de la historia de ‘Hospital Central’.

De todos modos, la serie está tocada (y casi hundida), y en las últimas semanas está agonizando en la parrilla telecinquera. Es una pena que se trate de esta manera a un programa que tantas alegrías ha dado a la cadena, tanto en momentos malos como en buenos. Aún así, los seguidores de la serie ya se pueden ir haciendo a la idea de que a la popular ‘HC’ le queda muy poco tiempo de vida.

Aída

En el caso de los García García, la familia ha estado haciéndonos reir desde hace ya seis años, y todo eso sin contar la larga trayectoria de la extinta ‘7 Vidas’.

La serie de la que empezó a ser protagonista Carmen Machi no ha tenido grandes cambios en los últimos años, pero uno de los pocos que ha tenido ha sido demasiado extremo; hablo, obviamente, de la marcha de la protagonista. Gracias a la salida de Machi, ‘Aída‘ ha conseguido renovarse, aunque a la audiencia no le ha gustado lo suficiente el cambio, ya que el share ha bajado considerablemente (del habitual 30% al escaso 17% al que llegan a duras penas).

En un principio parecía que la entrada de Miren Ibarguren no aportaría nada nuevo a la serie, pero con el paso del tiempo la actriz donostiarra se ha convertido en uno de los pilares de ‘Aída’; de todas formas, ¿serán ciertos los rumores sobre la última temporada de la serie?

‘Física o Química’

Estamos hablando de series veteranas, y quizás ‘Física o Química‘ no sea un buen ejemplo de ello, porque la serie cuenta con tan solo tres años, aunque ya ha superado las cinco temporadas, y una etapa del programa ya se ha cerrado con la salida de gran parte de su reparto.

La caída de audiencia de la última temporada puede ser una señal, y es probable que a los seguidores de ‘FoQ’ no les hayan caído bien los nuevos personajes o los perfiles de las nuevas tramas. Quizás en otros países, como en Reino Unido (véase el caso de ‘Skins’), estén más acostumbrados a cambiar el reparto al completo (o gran parte de él) cada cierto tiempo en la misma serie, pero esta fórmula no ha tenido la misma aceptación hasta el momento en España, ¿cambiarán las cosas con el estreno de la nueva temporada de ‘Física o Química’?

h1

Aída sin Aída

abril 7, 2010

¿Aída o Pushing Daisies?

La serie que protagonizaba Carmen Machi no parece resentirse a pesar de la poco notable falta de la actriz principal. Quizás las audiencias no son lo que eran, pero hay que tener en cuenta la llegada de la TDT, los nuevos canales, la gran competencia y que no se trata de TVE (vamos, que en Telecinco anuncios tienen para dar y regalar).

En Aída no hay nada nuevo bajo el sol, los mismos personajes y casi podríamos decir que son también las mismas tramas, aunque los guionistas se esfuerzan en renovar sus chistes y es algo de agradecer, porque estaba ya cansado de lo de “el Luisma es tonto” o la obsesión de la abuela Eugenia con la comida…

A lo largo de las siete temporadas apenas han insertado novedades y puede que esa sea la fórmula del éxito de la serie. Es más, para suplir la marcha de Carmen Machi simplemente nos metieron a la sosa Miren Ibarguren, que aunque empezó floja ha sabido hacerse un hueco en Esperanza Sur e incluso ha superado a algunos de sus compañeros de reparto, como a Paz (Melani Olivares), que me parece totalmente prescindible, sobre todo ahora que ya no es ni la puta del barrio.

Una de las tramas principales en esta temporada es el triangulo amoroso centrado en Soraya, Mauricio y Chema, algo que recuerda ‘descaradamente’ a la historia que tuvo lugar en la primera temporada, donde también eran protagonistas Chema y Mauricio, pero esta vez luchaban por el amor de Cristal, una inmigrante que ralentizaba bastante el ritmo de la serie, ya que la actriz no daba mucho de sí, en cambio Soraya está demostrando ser un muy buen personaje, ya que los guionistas han sabido explotar la vena pijo-barriobajera de la hija mayor de Aída.

Una de las tramas que más me llaman la atención en esta nueva temporada es la de Lorena, puede ser por mi debilidad por ese personaje tan ‘choni’ y tan bien interpretado por Ana Polvorosa, pero normalmente ella protagoniza las secuencias más divertidas de la serie. En la séptima temporada la pelirroja entrará en Gran Hermano y sólo con eso yo creo que vamos a tener risas aseguradas y la verdad es que con ese argumento los guionistas lo tendrán fácil para meter a los García en nuevas situaciones que no nos dejarán indiferentes.

Por cierto, la primera foto de la entrada tiene un parecido sospechoso con las fotografías de la ya cancelada Pushing Daisies, ¿no os lo parece?

h1

Algo pasa con las comedias

febrero 2, 2010

No sé que si el problema lo tengo yo o la industria en general, pero las comedias no me suelen atraer, no metería ninguna comedia entre mis series favoritas (exceptuando la actual Weeds o la desaparecida Friends). Con esto no quiero decir que no siga alguna comedia que otra, o que nunca les haya dado una oportunidad porque, por ejemplo, hoy en día sigo cada episodio de The Big Bang Theory (TBBT) o 30 Rock, pero no me llenan, no espero ansioso a que emitan el próximo capítulo o temporada, en cambio con otras series  en las que el drama, la acción o la intriga tienen más peso me pasa lo contrario.

Primero voy a empezar por el lado positivo, es decir, las excepciones. Weeds y Friends son mis comedias favoritas, con diferencia. La primera no es una simple serie en la que te ríes y punto; también hay momentos intrigantes (sobre todo al final de cada temporada o de casi cada episodio) y hasta algún que otro minuto dramático, pero siempre encuentran la chispa para que no caiga en el típico drama al estilo Mujeres Desesperadas (que a veces pecan de cursis). La otra gran serie es Friends, ahora quizás no la vería con los mismos ojos con los que la ví en su época, pero entonces era una comedia con un reparto inmejorable y unos diálogos que no te dejaban indiferente, desde la ironía de Chandler al humor ‘burdo’ de Joey o Phoebe. El truco de aquella serie estaba en los personajes y después de 10 años con ellos es imposible olvidarlos (además he de decir que fue la primera serie internacional que seguí seriamente).

En la otra cara de la moneda se encuentran las comedias con las que no consigo llegar al clímax. TBBT o 30 Rock son series que consiguen entretenerte durante 20 minutos y a veces logran sacarte una carcajada, pero hay capítulos, escenas o minutos en los que no pasa nada o las ‘gracias’ se hacen repetitivas. Además, debemos tener en cuenta que la esencia de TBBT es Sheldon, sin él quizás la serie terminaría, y lo mismo pasa con 30 Rock, pero en este caso la estrella indiscutible es Tina Fey, tanto delante como detrás de la cámara.

Otras series a las que quizás les haga falta más rodaje para poder opinar sobre ellas profundamente podrían ser United States of Tara o la nueva Hung. Ambas han conseguido una segunda temporada en USA, pero se lo tendrán que currar para no aburrir al público en sus próximas tramas, puesto que pueden caer en la monotonía con el tema de las múltiples personalidades o con el de la prostitución masculina, aún así sería mejor que no me adelante a los acontecimientos y espere a ver lo que nos deparan las nuevas temporadas.

Por último, voy a hablar brevemente en torno a las comedias nacionales. La que realmente marcó un hito fue 7 Vidas, que también ha sido criticada por tener como referencia tan descaradamente a la gran Friends. El spin-off que salió de la serie de Telecinco tampoco fue del todo malo, pero el humor de Aída me resulta mucho más chabacano y facilón que el de su predecesora. Para finalizar, nombrar algo asombroso, cómo alguien como José Luis Moreno ha podido producir o crear una serie con un mínimo de calidad en su argumento como es el caso de Aquí No Hay Quien Viva o La Que Se Avecina, ambas series ácidas y llenas de caricaturas que no dejan de sorprender con sus locuras, aunque yo personalmente me quedo con los vecinos de Mirador de Montepinar.