h1

La nueva piel que habita Almodóvar

septiembre 14, 2011

Muchos dicen que a Almodóvar o lo odias o te encanta, pero a mi no me pasa ni una cosa ni la otra, tampoco me considero seguidor acérrimo del cineasta, es más, muchas de sus obras no las he visto aún. No obstante, me atrevo a decir en público que su último film, ‘La Piel Que Habito’ es probablemente una película que cambie el rumbo del director manchego.

Mientras que en sus predecesoras abundan los chillidos, los colores y, en muchas ocasiones, lo grotesco, en la nueva apuesta de Almodóvar predomina lo sofisticado, la sobriedad y los largos silencios de los que a mi parecer abusa en alguna situación. Aun así, he de reconocer que me gusta más este nuevo método de hacer cine que el anterior, sin olvidar joyas como ‘Volver’ o ‘Todo Sobre mi Madre’, que llevan indudablemente el sello Almodóvar y no dejan de ser obras maestras.

Centrándonos en la última obra del cineasta, es reseñable que ‘La Piel Que Habito’ están inspirada en una historia escrita hace más de diez año por Thierry Jonquet, ‘Tarántula’. Al principio parece que el enfoque va a ser totalmente distinto, pero a medida que avanza la trama principal te das cuenta (si has leído el libro) de que todo empieza a encajar y de que guarda muchas similitudes con la obra de Jonquet. Almodóvar se ha atrevido a cambiar algún personaje o alguna situación no muy significativa para el desarrollo de la historia en la que se centran tanto el libro como la película, por lo que nos podemos dar por satisfechos.

Es complicado plasmar en la gran pantalla algo que ha sido expresamente ideado para publicar en papel. Esto mismo ocurrió con otra obra que nada tiene que ver, pero que pasa por una situación parecida, ‘El Niño con el Pijama de Rayas’; ambas historias tienen como objetivo sorprender en las últimas páginas, pero en pantalla no es posible dejar para el final el plato fuerte.

‘La Piel Que Habito’ es una historia compleja de la que poco se puede contar sin destripar la esencia de la trama. A rasgos generales, podemos decir que Richard es un cirujano plástico que tiene como conejillo de indias encerrada a una mujer en el laboratorio de su casa, a la que interviene constantemente y a la que pone varios injertos de piel, de ahí parte la historia, todo lo demás no deja de ser emocionante a la vez de sorprendente.

Respecto al reparto, la gran estrella es Elena Anaya, la actriz borda el papel y se postula como gran candidata para triunfar en los próximos Premios Goya. También merece una mención especial la veterana Marisa Paredes, que interpreta a una mujer compleja y con varios problemas arrastrados del pasado, ella consigue que una atmósfera de intriga envuelva a su personaje de principio a fin. En cambio, Banderas no creo que esté a la altura de sus compañeras de reparto, pese a ser el protagonista absoluto del film, parece ausente y frío, podría haber sido mucho más expresivo o utilizar esa inexpresividad para darle un toque tenebroso e intrigante en cada una de sus apariciones, algo que se echa en falta. En el elenco tampoco destaca Jan Cornet, que parece que sigue dando vida al joven Jaime de ‘Motivos Personales’, un chico tímido y más bien plano.

Almodóvar ha diseñado una de las películas más arriesgadas de los últimos tiempos en nuestro país, al menos a lo que guión se refiere. La intensidad que mantiene de principio a fin es digna de aplauso. Si es verdad que a partir de ahora decide guiarse por este camino me parecería una decisión acertada y madura, dejando atrás la España profunda, los vestidos de faralaes y los personajes chabacanos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: