h1

‘90210’: surrealista, pero engancha

enero 6, 2011

Los jóvenes estudiantes de Beverly Hills tienen vacaciones por Navidad y no será hasta finales de enero cuando los pijos y consentidos californianos vuelvan a aparecer en pantalla, al menos a lo que a la televisión estadounidense se refiere.

La tercera temporada de ‘90210‘ está manteniendo el nivel de la anterior, bastante por encima de su primer año, cuando parecía que el único objetivo de los guionistas era recuperar la esencia de la serie teen por excelencia ‘Beverly Hills. 90210’. Los personajes del serial cada vez están más logrados, pero cabe destacar la limitada capacidad de interpretación de algunos de los actores o los guiones pasados de rosca y que muchas veces están cogidos con pinzas.

Aún así, ‘90210‘ tiene algo que muchas otras series de este tipo no poseen, aunque mientras ves la serie sabes que nunca será una de tus favoritas, no puedes evitar engancharte a las tramas y a los personajes, y sentir curiosidad por cual será el próximo problema al que se enfrentará Annie; quién será el próximo en infectarse o en caer enfermo; o con qué otro chico (o chica) del grupo se liarán Silver o Adrianna, por ejemplo.

Si en la segunda temporada Annie Wilson fue la que tenía la carga de llevar a cabo la trama principal de la serie, este año parece ser que le ha tocado el turno a la irónica Naomi. La explosiva, y en ocasiones malvada, Naomi se ha convertido en la víctima del instituto; después de que un profesor acosara sexualmente de la joven, Naomi está entre la espada y la pared, muy poca gente cree ya la versión de la rubia, aunque sus amigas han demostrado estar de su lado en (casi) todo momento. La última imagen del capítulo 3×11 nos muestra como el acosador entra en casa de Naomi, donde ella se encuentra sola, pero no sabemos que pasará.

Otra historia que ha sorprendido en gran medida ha sido la nueva orientación sexual de Teddy, el jugador de tenis y exnovio de Silver. El joven (aunque quizás no tanto) empezó con mal pie la temporada, su carrera profesional se truncó por una lesión, pero aunque parecía que la historia iba a seguir por ese camino, todos nos sorprendimos al ver que Teddy guardaba algo más interesante, ya que el rubio se ha ido enamorando de Ian, estudiante del West Bev sin temor por mostrarse tal y como es. Teddy ha intentado ocultar su nuevo romance (tanto a sus amigos como a sí mismo), pero en el final del último capítulo Dixon descubre a Teddy e Ian besándose, ¿cómo se lo tomarán sus allegados?

Hasta ahora se sabe que Ian dejará más pronto que tarde la serie, pero ‘90210‘ ya ha encontrado un nuevo fichaje para Teddy.

La que también ha adquirido mayor protagonismo esta temporada ha sido Adrianna, que después de ser cocainómana, quedarse embarazada, abortar e intentar suicidarse, ahora es una estrella del pop (vamos, al revés de lo que suele pasar en el mundo real). Gracias a Adrianna la música ha tomado un papel más importante en ‘90210‘, eso es algo que no tiene por qué ser positivo, ya que en ocasiones parece una versión cutre de ‘Glee’, pero por lo general la chica tiene buena voz y sus canciones son pegadizas. De todas formas, a decir verdad las canciones no son suyas, sino que se las ha robado a su ex-compañero de fatigas Javier, muerto tras un accidente de tráfico. De ahora en adelante Adrianna tendrá que hacer frente a las amenazas y chantajes de su manager, que lo sabe todo, ¿terminará apagándose la estrella?

Por otro lado, Silver y Annie son los personajes que han perdido tanto interés como protagonismo en el tercer año. La primera de ellas (¿alguien le dirá alguna vez que le queda fatal el pelo TAN corto?) se intuye que va a empezar una relación con el todavía novio de su amiga Adriana, Navid. En cambio, Annie, tiene su corazón dividido entre dos chicos, Liam y el hermano de éste. Ambas historias me parecen muy corrientes y con poco fundamento, ya que de un capítulo a otro estos personajes tienden a cambiar de pareja.

Dixon es otra estrella apagada, aunque realmente éste nunca ha tenido suficiente protagonismo, ni falta que le hace, porque es bastante aburrido, y la fugaz trama de la búsqueda de su madre o su posible infección del virus VIH demostraron que es el menos interesante del grupo. La principal afectada es Ivy, que fue un personaje que empezó muy bien hasta que se juntó con Dixon, y ahora su historia fraternal o su relación con Óscar no son para nada atrayentes.

Para terminar, decir que la incomprensible marcha de Jennie Garth (Kelly) de la serie no ha afectado en absoluto al rumbo de la misma, puesto que las tramas de los mayores son las que directamente sobran en ‘90210‘, aunque no puedo negar que siempre me he considerado un enamorado de Kelly Taylor, y alguna aparición estelar no estaría de más.

Dale al Stop también en Twitter

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: