h1

‘Cinco Hermanos’ T4: el drama de los Walker

diciembre 2, 2010

La cuarta temporada de ‘Cinco Hermanos‘ ha llegado a su fin en ‘Fox España’, una vez más los Walker han demostrado tener historias para rato, no sólo ancladas al pasado, sino que la familia más dramática de la ABC también tiene problemas de sobra en el presente. A lo largo de la última temporada hemos podido vivir de cerca el cáncer de Kitty; el embarazo y el aborto de Rebeca; la nueva vida amorosa de Sarah; los intentos de adopción de Kevin y Scotty; o los problemas financieros y económicos de Comidas Ojai, entre estos y muchos otros problemas los Walker han protagonizado una de las temporadas más dramáticas hasta el momento, con menos dosis de humor que de costumbre, por desgracia.

Vamos por partes, el cuarto año de la serie ha sido el más irregular hasta el momento, con las idas y venidas de algunos de los personajes principales (aunque en la quinta temporada éstos vaivenes irán en aumento). Uno de los más ausentes ha sido Tommy, que ha aparecido de vez en cuando para ayudar a su familia con los problemas de la empresa, o para intentar solucionar sus propios problemas familiares y conseguir ver a su hija. Aun así, el que más desapercibido ha pasado ha sido con diferencia Ryan Lafferty, que de un día para otro ha dejado de aparecer, después de intentar hundir el negocio familiar y de salvar la vida de Kitty, Ryan desapareció del mapa como si nunca hubiese existido. Realmente el joven no aportaba gran cosa, pero todavía queda en el tintero el pasado de su madre con William Walker.
Podríamos decir que la trama principal de la última temporada ha estado protagonizada por la ambiciosa Kitty, que esta vez se ha alejado de la política para poder superar un cáncer que finalmente combatió. Lo que menos me ha gustado de esta historia ha sido su corta duración, algo que quita realismo a la trama, aunque he de reconocer que han tratado el tema mejor que en ninguna otra serie o película, poniendo sobre la mesa debates como la quimioterapia, la caída del cabello o las diferentes formas de salir adelante con una enfermedad que desgraciadamente está de actualidad. Por eso pienso que con la repentina recuperación de Kitty, la historia perdió todo el realismo que ganó en los primeros episodios. Una vez superado el cáncer, la señora McCallister se centra más que nunca en la política, presentándose así al escaño de su marido, ahora ex-senador.
Otra pareja que se ha ido desinflando a medida que avanzaba la temporada ha sido la formada por Justin y Rebeca, la relación entre ambos tambalea más que nunca, y la joven pareja ha tenido que hacer frente a varios problemas como un embarazo no deseado (más por uno de ellos que por otro); un aborto inesperado; los inicios de Justin en la universidad; las dudas sobre su boda y los problemas que han tenido para celebrarla; o los disgustos económicos que ha sufrido la madre de Rebeca. Pese a todo, la pareja se ha mantenido fiel y se han apoyado en todo momento, aunque el fino hilo que une su amor se está resquebrajando.

En cambio, las cosas van mucho mejor para Kevin y Sarah, o al menos a lo que amor se refiere, ya que ambos han consolidado sus respectivas relaciones amorosas. En primer lugar, Sarah (cada año más irónica e imprescindible) está viviendo un sueño con el atractivo francés Luc, aunque sus caracteres sean opuestos, no hay duda que entre los dos existe un gran feeling. Por otra parte, Kevin y Scotty han estado luchando por tener un bebé a lo largo de 24 capítulos, y por suerte parece ser que después de tanto sufrimiento están a un paso de convertirse en padres, aunque en estos momentos su situación económica no atraviese uno de los mejores momentos, puesto que Kevin no tiene trabajo y Scotty va a sumergirse en el arriesgado mundo empresarial, montando su restaurante particular.
La matriarca del clan sigue siendo el pegamento que une a la familia, aunque en ocasiones también sea la causante de las broncas que se crean en torno a cualquier mesa con unas cuantas copas de vino de por medio. Porque Cinco Hermanos‘ no sería lo mismo sin esas reuniones familiares organizadas por la inigualable Norah Walker, interpretada por una magnífica Sally Field.
En el tintero también quedan otras tramas interesantes que tendrán repercusión en la próxima temporada, como la situación a la que Saúl tendrá que hacer frente (está infectado por el virus VIH); la nueva empresa centrada en el agua que crearán los Walker; o las consecuencias del accidente final, entre otras cosas.
Respecto al final de la temporada, nunca habíamos vivido una season finale de estas características en ‘Cinco Hermanos‘, sus cliffhanger siempre han sido más limitados, pero esta vez se han superado con creces, y esperemos que los rumores no sean ciertos y haya familia Walker para largo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: