h1

The Big C: no tan grande

septiembre 14, 2010

Son varias las razones que me han empujado a ver The Big C, la nueva apuesta del verano (aunque se haya estrenado casi en septiembre) de la cadena estadounidense Showtime. Una razón de peso puede ser la actriz protagonista, Laura Linney, que sólo con saber que participaría en ella la calidad estaba asegurada. De todas formas, no ha sido la intervención de Linney lo que, a priori, más me ha llamado la atención, sino el hecho de usar un tema tan dramático como telón de fondo para una comedia de humor negro.

La experiencia ha sido positiva e interesante, aunque desde mi punto de vista le falta algo de descaro, ya que no le llega ni a la suela de los zapatos a otras grandes comedias-dramáticas de Showtime, como es el caso de ‘Nurse Jackie’, ‘Weeds’ o ‘United States of Tara’, por ejemplo. Y no he mencionado estas tres series del canal americano por casualidad, ya que pienso que todas ellas (las cuatro en general) tienen muchas características en común, y la principal es la personalidad de la protagonista (mujer en todos los casos).

Esto es, tanto Cathy (The Big C), como Nancy, Jackie o Tara, son mujeres de más de cuarenta años con problemas atípicos (quizás en este caso no tanto) y con una familia a la que tienen que sacar adelante y a la que siempre tienen algo que ocultar. Además, la forma en la que se enfrentan a sus problemas también suele ser parecida, usando su ingenio y en muchos casos el anteriormente mencionado descaro.

Aún así, vamos a centrarnos en la nueva serie de Linney, que ha comenzado algo floja para mi gusto. Muchos de los personajes todavía están muy poco maduros, aunque es algo comprensible teniendo en cuenta que la comedia acaba de comenzar, pero hay algunos como el marido, el hijo o el hermano de la protagonista, que no me terminan de convencer. En cambio, no me canso de repetir que creo que ha sido acertado el fichaje estrella de Laura Linney, y su actitud frente al cáncer seguro que va a crear más polémica de la que se espera. Otros secundarios, como el joven doctor, la vieja vecina o la alumna con problemas de sobrepeso, pienso que son positivos y seguramente se crearán situaciones inolvidables y desternillantes gracias a ellos.

Respecto a la originalidad del producto, he de decir que tengo mis dudas, ya que esperaba algo más de la serie. El piloto fue correcto, pero en comparación con otras cartas de presentación que se han hecho a lo largo de los últimos años merece un aprobado; eso sí, en el segundo episodio era necesario algo más de jugo, ya que la trama no avanza y simplemente nos muestran a una enferma de cáncer que quiere mantener en secreto su estado de salud y a su vez quiere poder disfrutar de todo lo que no ha podido en sus años de vida. Esto último esta muy visto en el panorama audiovisual, pero al tratarse de una comedia de humor (podríamos llamarlo) negro esperaba un personaje más políticamente incorrecto (aunque insisto en que hay que dejar que se desarrolle la temporada y los personajes).

En definitiva, las cartas están sobre la mesa y nos ha tocado una mano interesante y con posibilidad de dar mucho juego, pero los guionistas tienen en su poder la forma de jugar con ellas. Hasta ahora no les ha ido nada mal, en lo referente a audiencia, pero seguro que no me equivoco si digo que todos esperamos más.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: