h1

Modern Family: reinventando la comedia

agosto 22, 2010

Tengo que reconocer que hace unas semanas me equivoqué al proclamar a Glee como la serie revelación de la temporada, porque después de haberme tragado en poco más de dos semanas 18 capítulos (casi la primera temporada completa) de Modern Family, he de decir que es la mejor serie del año, y si me apuras incluso la mejor comedia que se ha hecho desde Friends.

La magia de la nueva serie de la ABC está en los personajes, todos ellos son totalmente imprescindibles, y no podría criticar a ninguno de ellos, ni por la actuación de los actores, ni mucho menos por el trabajo de los guionistas al crear dichos personajes. Desde los más mayores hasta los más pequeños, todos ellos tienen una personalidad marcada que engancha y en cada capítulo logran sacarte más de una sonrisa o carcajada, que eso ya es mucho para tratarse de una nueva comedia.

Quizás no pueda decantarme por un personaje para ponerlo verde y decir que me sobra (quitando a la pequeña Lily, aunque ¿qué sería de Mitch y Cam sin ella? mejor dejamos todo tal y como está). Aún así, no tengo ningún problema para decir que tanto Phil Dunphy como el pequeño Manny son los grandes descubrimientos de la sitcom, convirtiéndose así el pequeño colombiano en un nuevo descubrimiento para el mundo de la interpretación. La madurez y los comentarios del hijo de Gloria nunca te dejan indiferente; pero el cabeza de familia de los Dunphy tampoco se queda atrás, Phil me ha conquistado por ser un padre diferente, al que seguramente no querría tener como tal, pero como espectador se me antoja gracioso, un padre que quiere ejercer como amigo enrollado de sus hijos y que lo único que consigue es caer en el más cantoso ridículo, avergonzando a su propia familia.

Por otra parte, la pareja que forman Cameron y Mitchel, el matrimonio homosexual, puede que para mi gusto sea una de las más flojas, con tramas menos interesantes, pero igualmente divertidas y entretenidas. En este caso, ambos se compenetran perfectamente, y no creo que ninguno de ellos eclipse al otro, ya que los dos tienen similar peso en sus escenas, pese a que sí hay que elegir me quedo con el alegre, optimista y madrazo Cam.

Artísticamente hablando, otro gran descubrimiento del año ha sido la actriz Sofia Vergara, su inglés es de lo más tronchante y sólo por sus frases merece la pena seguir la serie en versión original, ya que me da miedo lo que pueden hacer a partir de septiembre con los diálogos de este personaje a la hora de doblarlos, pueden cargarse algunos de los mejores momentos de Modern Family, y por eso recomiendo que se vea en VOS. En este caso, el marido de Gloria es Jay Pritchett, interpretado por el veterano actor Ed O’Neil, más conocido por comedias como Matrimonio con Hijos (nada que ver con la sitcom en la que trabaja actualmente). Es divertido ver como a Jay se le hace difícil ejercer nuevamente de padre, después de tantos años, y con un niño tan avispado.

Por último, los Dunphy son la familia más completa, con 3 hijos menores de 16 años se convierten en lo más cercano al sueño americano. Aunque para Claire Dunphy (la matriarca) nada de lo que ocurre a su alrededor se asemeja a ese mencionado sueño, su marido es como un niño más, su hija mayor es incluso más golfa que ella en su adolescencia, la mediana es un bicho raro y demasiado freak y el pequeño de todos, Luke, es el más inocente de todos, quizás demasiado, tanto que puede rozar la estupidez, pero como personajes todos ellos son muy jugosos, hasta la misma Claire, una madre maniática que pretende tener todo controlado y fingir que su familia es ideal, pese a no ser así.

La novedad de la serie es que está rodada como si se tratara de un documental, en ocasiones los actores miran a cámara y se dirigen a los espectadores. Es un recurso que se ha utilizado en más de una ocasión, pero actualmente (si mal no recuerdo) no hay ninguna serie en la que se haga, y tampoco me viene a la mente ningún otro programa en el que éste recurso encaje tan bien. Muchas veces esas confesiones son imprescindibles, y es una razón más para recomendar Modern Family sin la menor duda, es una serie apta para cualquier tipo de público y cada capítulo se convierte en los mejores 20 minutos invertidos frente al televisor.

Anuncios

4 comentarios

  1. ¿Que no recuerdas ninguna serie actualmente que emplee el recurso de que los actores hablen directamente a cámara? Pues serás que no has visto muchas series, porque la alabada En Terapia es así toda ella…


  2. A buenas horas descubres la serie… Lo de hablar a cámara, por poner otro ejemplo, lo hacen en The Office, a modo de falso documental…

    Y la mejor comedia desde Friends… esta serie me encanta, pero hay muchas otras que me parecen igual o mejores 🙂

    En fin, creo que lo de las series no es lo tuyo jajaja

    Un saludo!


  3. Hola! Bueno, he estado algún tiempo cavilando la posibilidad de verla, la verdad es que tenía ganas y viendo este post creo que definitivamente me pondré a ello. Eso sí, me uno al resto de comentarios ya que las confesiones a la cámara es un recurso que no es novedoso en la actualidad. Aunque no por ello no deja de ser gracioso…


  4. The Office usa exactamente el mismo método de falso documental que Moderns Family, y tmb es una serie muy divertida; aunque claro, Modern es + familiar, + apta apta para menores. Esas escenas como si los estuvieran grabando en vivo, los comentarios a la cámara a modo de entrevista; es un gran equipo; y ante tanto estricto chiste acompañado de risas esto es novedad. Y Glee llama la atención; pero sus personajes son más cliché que en cualquier otra serie (y ésa es su mayor crítica) y, como ya conozco el estilo atropellado de Ryan Murphy con Nip/Tuk, pues no termina de gustarme. La novedad es que hace tanto tiempo no hacen series musicales; y todos esos alumnos de todas las razas; hay x dios, y además son muy indecisos; hacen cosas hasta llegar al extremo para cambiar rápidamente por otra cosa, simplificando lo de antes como si no hubiese significado nada; y sus personajes se enredan entre ellos en situaciones de telenovela… el clásico y ya repetitivo modelo de una escuela yanki, como si no vinieran a Latinoamérica suficientes películas sobre eso.



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: