h1

Californication T3: los enredos de Hank

agosto 11, 2010

Cuando en Estados Unidos están a unas semanas de estrenar la cuarta temporada de la serie de David Duchovny, en España terminamos no hace mucho la tercera parte de Californication. Las aventuras y los líos de cama de Hank Moody han sido mucho más intensos y abundantes que los años anteriores. Como si de una comedia de enredos se tratara, Moody ha estado flirteando y tirándose a tres chicas diferentes, pero que trabajan o estudian en el mismo centro. Además, mientras tanto, seguía intentando reconquistar el corazón de la siempre presente Karen.

Las tres mujeres con las que Hank ha tenido que lidiar esta temporada han sido: la alumna guarrilla (un intento de Mia), la ayudante desinhibida y la profesora estrecha. Todas ellas han dado un nuevo aire al serial de Showtime y han conseguido refrescar una historia que en su segunda temporada parecía que no podía dar más de sí. Los tres nuevos fichajes de Hank Moody se han visto envueltos en un mar de enredos y situaciones cómicas (aunque en ocasiones no tanto). A lo largo del año ha enamorado a un alumno gay, ha roto un matrimonio y una familia consolidada, y lo más importante, ha estado dispuesto a dejarlo todo por volver a Nueva York con Karen.

Quizás lo mejor de esta etapa haya sido la ausencia de la ex-mujer de Moody; mientras que Karen estaba trabajando en la gran manzana, Hank tenía libertad para estar con y como quiera, y nosotros en parte también nos hemos quitado un peso de encima, ya que ella siempre ha sido la que le frena, y verla lejos ha sido beneficioso para todos (porque también he de decir que el personaje de Karen es más bien flojo y le ha venido bien distanciarse por una temporada).

En cuanto a los personajes secundarios, Charlie y Marcy han protagonizado una de las tramas más aburridas de la temporada, su divorcio y su situación sentimental actual podría haber dado mucho de sí, pero los guionistas no se han centrado lo suficiente en la pareja, aunque ha sabido exprimir a uno de los fichajes estelares, hablo como no de Kathleen Turner, que le ha venido el papel de jefa exigente-acosadora como anillo al dedo. De todos modos, los Runkle también han tenido grandes momentos, como la vez en la que rompen el lavabo del cuarto de baño mientras [i]fornican[/i] (por una supuesta última vez) encima del mismo.

La pequeña Becca es quien más ha cambiado, ya no queda nada de la inexperta y dulce hija de Hank y Karen, aunque realmente siempre ha sido demasiado inteligente para su edad. Esta vez ha estado más pasota que nunca, aunque en el final de la temporada se ablanda y confiesa a su padre haber perdido la virginidad, ¿será verdad? yo pensé que le diría que esta enamorada de su nueva amiga, otro de los personajes que deberían aprovechar como es debido.

He dejado para el final a la gran Mia, que ha vuelto para darle más caña, si cabe, a un Hank en horas bajas y con la cabeza asentada (todo por el amor de Karen). Además la semi-malvada jovencita no ha vuelto sola, lo hace con un nuevo novio (y manager) que va a por todas con el fin de conseguir dinero y fama. El final de temporada ha sido magnifico, con Karen enterándose del secreto que Moody guarda desde los inicios de la serie. Ahora que todo iba bien, ha llegado Mia una vez más y ha dado un vuelco a la historia.

Por lo general, la tercera temporada me ha parecido la mejor hasta ahora, manteniendo (e incluso superando) el nivel del primer año.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: